BLOG CERRADO :(

BLA BLA BLA... Cómo cuidar de tus libros


Hoy me puse a limpiar mi estantería por millonésima vez y me di cuenta que algunos de mis libros ya se están haciendo viejitos, sus hojas se están volviendo amarillentas y eso sucede por varias razones: una es por los ácidos y todos los químicos que le ponen al papel cuando lo están haciendo, y otra es por el polvo que se va acumulando con el tiempo, la humedad o el calor a los que los exponemos, etc... Entonces me puse a pensar cómo le podía hacer para proteger mis libros un poco más y recordé que cuando los venden, la mayoría vienen envueltos en plástico. Y si bien es cierto que no es tan fácil conseguir una máquina que los selle con plástico y calor, se me ocurrió una forma que es realmente económica y fácil de hacer para protegerlos mejor.

Los único que necesitan es papel film o papel de cocina transparente o plástico de cocina (que todos son lo mismo), cutter, exacto, tijeras o algo para cortar el plástico, y sus libros. También necesitarán una mesa o superficie de trabajo que sea de vidrio.


Lo único que hay que hacer es envolver completamente los libros con el plástico, como si envolvieran una caja.


Lo bueno de este plástico es que se pega por sí solo y no se necesita ningún tipo de cinta o pegamento, y por eso mismo les recomiendo que usen una superficie de vidrio, pues igual se adhiere a él y les puede servir como una forma de sostener el plástico mientras lo manipulan para envolver su libro. Además de que se estira y puede amoldarse perfectamente a la forma de sus libros y así lograr que se cubran por completo, e igualmente se puede quitar muy fácil por si los quieren releer.


Y para evitar que se peguen los libros unos con otros cuando ya estén envueltos, sólo necesitan talco para bebé y un paño seco.


Sólo hay que poner un poco de talco (no necesitan más que lo que se muestra en la foto) sobre su libro ya envuelto, luego distribuirlo con sus manos por todo el libro hasta que quede cubierto con una finísima capa del talco y por último quitar el exceso con el paño y listo!
Cuando junten sus libros verán que no se quedan pegados entre sí por el plástico, sino que se deslizan como si nada ;)




Es una forma fácil, rápida y económica de proteger sus libros y seguirán viéndose como si nada e igual de hermosos como el primer día que los compraron :D
(Y seguramente no tendrán que limpiarlos tan seguido, jejeje).



4 comentarios:

  1. ¡Muy bueno!
    Pero yo soy una romántica de los libros, y me gusta hojearlos de vez en cuando... Y también tiene un halo mágico un libro amarillento... O eso creo.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Que buena idea! Aunque a mí también me gusta hojearlos de vez en cuando, así que no creo que utilice tu consejo. Pero quien sabe, igual algún día me da por hacerlo con algún libro que no hojee mucho! :)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Pues gracias por el dato por qué no tenía ni idea de como hacerlo xd
    <3

    ResponderEliminar
  4. eyyy!! que buenos tipssss <3
    Muchas gracias dear :D

    ResponderEliminar



☞ SUS COMENTARIOS SON MUY VALIOSOS y de verdad que los leo todos! Así que siéntanse libres de decirme lo que quieran ;)
Recuerden que el respeto es primordial y ni el spam ni links están permitidos.
Gracias por pasarse y comentar n.n